Guía básica para catar vinos (Principiantes)

Iníciate en la cultura de los vinos y disfruta de los sabores de esta bebida tan popular en todo el mundo

Beber vino es una experiencia muy agradable , y si se hace de manera correcta puedes sacar el máximo provecho de su sabor y textura. Aprender sobre vinos no sólo proporciona placer, sino que permite hacer una elección más cuidada de acuerdo a los gustos o bien con la comida que se acompaña.

El enólogo francés Emile Peynaud en su libro ‘El gusto del vino’ dice que “hay una gran diferencia entre beber y catar; los buenos vinos no son de esas bebidas que se tragan simplemente. Hay que saborearlos; no se beben a grandes tragos como se hace con una bebida refrescante, buscando simplemente la sensación táctil del líquido que refresca agradablemente la garganta. Lo que nos aficiona al vino tampoco es la suave causticidad que acompaña a la ingesta de una bebida alcohólica”.

A continuación te compartimos algunos simples pasos que te permitirán disfrutar al máximo de esta bebida.

Condiciones para catar

Es importante que tomes en cuenta el ambiente que rodea una cata de vinos , pues esto puede afectar tu impresión y experiencia al momento de probarlo. El olor de la comida, el perfume o incluso el olor de las mascotas pueden dificultar tu habilidad para distinguir los aromas del vino. Lo mismo pasa con las copas, si es demasiado pequeña o de la forma incorrecta, o bien tiene residuos de polvo o detergente, puede afectar el sabor .

Pasos sencillos para catar vinos

Una vez que las condiciones son las adecuadas, el siguiente paso es examinar el vino. Una copa de vino no deberá rebasar más de un tercio de ésta; esto te permitirá evaluar visualmente la textura y cuerpo del vino.

Es importante que sostengas la copa de la base para que evites que el vino se caliente. Esta postura también te ayudará a elevar de forma fácil la copa hasta la altura de tus ojos para que puedas examinar el vino.

El sentido del olfato es crucial para catar vinos . Antes de que pruebes el vino debes agitar la copa suavemente de forma circular por unos 10 segundos, esto ayuda a vaporizar el alcohol y a liberar sus aromas naturales.

Acerca tu nariz a la copa y toma una inhalación profunda. El aroma del vino es un excelente indicador de su calidad y características únicas. ¿Qué hueles? ¿Olores cítricos, flores, vainilla?

Es hora de probar el vino. Comienza con un pequeño sorbo y deja que recorra cada rincón de tu boca. Escupe el vino pasados unos segundos e intenta examinar las sensaciones que experimentaste (aroma, acidez, azúcar, etc.).

Comparte tu experiencia con otros catadores e identifica cuáles sensaciones y características tienen en común.